El CGCOM reconoce que el cambio climático está teniendo gran influencia en los ecosistemas, los sectores económicos y el bienestar humano, lo que conlleva un grave problema de salud pública.

Ante la celebración de la Cumbre del Clima de Naciones Unidas, que se celebrará en Madrid, entre el 2 y el 13 de diciembre de 2019, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España (CGCOM) quiere llamar la atención a todos los líderes políticos y la sociedad en general sobre la “Emergencia climática” en la que nos encontramos porque el Cambio del Clima es un problema de salud pública de primer orden.

La profesión médica tiene la obligación de trabajar con las instituciones sanitarias y con los médicos con el objetivo de adoptar políticas sobre el clima, instar a cambios en los estilos de vida, tratar de crear conciencia profesional y pública sobre la importancia del medio ambiente, fomentar la formación médica en medio ambiente y salud pública y la educación para la salud, instar a la investigación en cambio climático, y ser modelos a imitar en su esfuerzo para disminuir las emisiones de carbono, en línea con los Objetivos Desarrollo Sostenible (ODS 2030).

La profesión médica de España representada a través de la Asamblea General del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos declara que:

1. Existen pruebas convincentes sobre los numerosos riesgos para la salud que produce el cambio climático y que amenazan a todos los países. Estos efectos para la salud se producen como consecuencia de olas de calor más frecuentes y más fuertes, sequías, inundaciones y eventos climáticos extremos como tormentas e incendios forestales. El cambio climático, en especial el calentamiento, ya está produciendo modificaciones en el medio ambiente: menor disponibilidad y calidad del agua potable, mayor inseguridad en los alimentos, desplazamiento de poblaciones, etc.

2. La cumbre de la ONU sobre la acción climática que tuvo lugar en septiembre de 2019 demostró aún más el creciente reconocimiento de que la acción sobre el cambio climático debe acelerarse, ya que muchos países se comprometieron a lograr emisiones netas cero para 2050 y otros se comprometieron a impulsar los planes de acción nacionales para 2020.

3. Existe un consenso emergente dentro de la profesión, a nivel mundial, de que la acción sobre el cambio climático debe formar parte de las líneas estratégicas prioritarias de las organizaciones médicas.

4. Los profesionales de la salud en especial los médicos tienen un papel importante en la defensa de la salud de los ciudadanos de todo el mundo y, por lo tanto, tienen la responsabilidad de exigir una mayor acción sobre el cambio climático.

5. Se deben aumentar las iniciativas y no cejar en el diálogo en los foros nacionales e internacionales pertinentes y de una diplomacia climática eficaz al objeto de impulsar decisiones políticas similares que inciten a una mayor lucha contra el cambio climático.


Recomendaciones

1. Llamamos a la comunidad sanitaria nacional e internacional a unirse a la movilización, promover la toma de conciencia profesional y sensibilizar a todos los niveles acerca de los riesgos del cambio climático dada su emergencia.

2. Los médicos, sus organizaciones profesionales y todo el sector de la salud deben comprometerse en la lucha contra el cambio climático e introducir nuevos valores y una dimensión ética para afrontar el problema.

3. Solicitamos a las autoridades académicas que establezcan en los programas educativos formación específica en salud medioambiental.

4. Pedimos al Gobierno de España que siga trabajando para lograr la neutralidad de carbono para 2030, a fin de minimizar los impactos del cambio climático sobre la salud que amenazan la vida.

5. Solicitamos que se refuercen los sistemas de salud pública, a fin de mejorar la capacidad de las comunidades para adaptarse al cambio climático.

6. Animamos a toda la profesión médica a liderar acciones comprometidas y a considerar el cambio climático como un asunto prioritario y a defender la salud de los ciudadanos en relación con el cambio climático.

7. Abogamos por el fortalecimiento de alianzas entre organizaciones médicas nacionales e internacionales, así como con otras profesiones sanitarias para mejorar la protección de la salud frente a los riesgos que supone el cambio climático.

8. El CGCOM se compromete a defender la salud de todos los ciudadanos en relación con el cambio climático y pondrá en marcha acciones encaminadas a reducir los residuos y prevenir la contaminación para garantizar la sostenibilidad sanitaria, con el objeto de contribuir a la tarea común de preservar el medio ambiente a las generaciones más jóvenes y a las venideras.